Cultos y Formación

Eucaristía Exaltación de la Santa Cruz

Escrito el Sep 7, 2016 en Cultos y Formación | 0 comentarios

Cartel Cultos Extalación Santa Cruz- Web

Leer más

Tríduo a Ntra. Madre y Sra. del Amor Hermoso

Escrito el Nov 25, 2015 en Cultos y Formación, Sin categoría | 0 comentarios

CARTEL DE CULTOS

Leer más

Función Principal a Ntra. Madre y Sra. del Amor Hermoso

Escrito el Dic 10, 2014 en Cultos y Formación | 0 comentarios

El pasado 8 de Diciembre se presentó cargado de emociones e ilusiones, el día que celebramos no mereció menos, la Festividad de la Inmaculada Concepción requería ser celebrada con la solemnidad que nuestra Hermandad de la Resurrección y Amor le ha querido impregnar.

Los tres días anteriores a este día grande, nos sirvieron de preparación y nos llevaron a la Función Principal del Triduo cargados de fe. Nuestro Director Espiritual, Don Manuel, se encargo de llevarnos con su palabra día a día hasta la Eucaristía del día 8, una Eucaristía cargada de solemnidad y que dió comienzo a primeras horas de la mañana con la celebración del Rosario de la Aurora, un acto lleno de recogimiento entre los participantes y que da paso a una mañana llena de emociones.
Fuimos muchos los que nos reunimos alrededor de la Reina del Amor, que lucia Majestuosa en su altar montado para tal fin, Elegante, Soberana, Radiante, Preciosa, como decía Don Sebastián Pedregosa en su predicación en la Vigila de la Inmaculada, se podrían haber escrito mas Letanías ensalzando a la Madre de Dios.
Este día 8 de Diciembre, se volvió a escribir una nueva página en el libro de la historia de nuestra corporación, al tomar posesión durante la Eucaristía de su cargo como nuevo Hermano Mayor de nuestra Hermandad, Miguel Ángel Cañizares, sin duda alguna tanto él como su junta de gobierno llegan plenos de ilusión en esta nueva andadura.jura31
El punto y seguido que no final, se desarrollo en los salones Orzaes con la tradicional comida de Hermandad, donde todos los que asistimos departimos unos momentos de convivencia y buen hacer.
La Festividad de la Inmaculada, da paso a un mes de Diciembre lleno de acontecimientos, todos ellos con una actitud cargada de caridad, recogida de alimentos, ensayo solidario, recogida de juguetes, sabedores que todos ellos necesitan de nuestra colaboración.
Siempre nos hemos destacado por nuestra solidaridad, ahora debemos demostrarlo más aún.jura21

La Junta de Gobierno.

Leer más

Triduo en Honor a Ntra. Madre y Sra. del Amor Hermoso (3 día de Triduo)

Escrito el Dic 7, 2014 en Cultos y Formación | 0 comentarios

IMG_0720

Domingo, 7 de Diciembre – 3º DÍA DE TRIDUO

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos (Mc 1,1-8)

Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Conforme está escrito en Isaías el profeta: «Mira, envío mi mensajero delante de ti, el que ha de preparar tu camino. Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas».

Apareció Juan bautizando en el desierto, proclamando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados. Acudía a él gente de toda la región de Judea y todos los de Jerusalén, y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados.

Juan llevaba un vestido de piel de camello; y se alimentaba de langostas y miel silvestre. Y proclamaba: «Detrás de mí viene el que es más fuerte que yo; y no soy digno de desatarle, inclinándome, la correa de sus sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero Él os bautizará con Espíritu Santo».

COMENTARIO:

Apareció Juan bautizando en el desierto, proclamando un bautismo de conversión

Hoy, cuando se alza el telón del drama divino, podemos escuchar ya la voz de alguien que proclama: «Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas» (Mc 1,3). Hoy, nos encontramos ante Juan el Bautista cuando prepara el escenario para la llegada de Jesús.

Algunos creían que Juan era el verdadero Mesías. Pues hablaba como los antiguos profetas, diciendo que el hombre ha de salir del pecado para huir del castigo y retornar hacia Dios a fin de encontrar su misericordia. Pero éste es un mensaje para todos los tiempos y todos los lugares, y Juan lo proclamaba con urgencia. Así, sucedió que una riada de gente, de Jerusalén y de toda Judea, inundó el desierto de Juan para escuchar su predicación.

¿Cómo es que Juan atraía a tantos hombres y mujeres? Ciertamente, denunciaba a Herodes y a los líderes religiosos, un acto de valor que fascinaba a la gente del pueblo. Pero, al mismo tiempo, no se ahorraba palabras fuertes para todos ellos: porque ellos también eran pecadores y debían arrepentirse. Y, al confesar sus pecados, los bautizaba en el río Jordán. Por eso, Juan Bautista los fascinaba, porque entendían el mensaje del auténtico arrepentimiento que les quería transmitir. Un arrepentimiento que era algo más que una confesión del pecado —en si misma, ¡un gran paso hacia delante y, de hecho, muy bonito! Pero, también, un arrepentimiento basado en la creencia de que sólo Dios puede, a la vez, perdonar y borrar, cancelar la deuda y barrer los restos de mi espíritu, enderezar mis rutas morales, tan deshonestas.

«No desaprovechéis este tiempo de misericordia ofrecido por Dios», dice San Gregorio Magno. —No estropeemos este momento apto para impregnarnos de este amor purificador que se nos ofrece, podemos decirnos, ahora que el tiempo de Adviento comienza a abrirse paso ante nosotros.

REFLEXIÓN:

Preparémonos para la venida del Señor, arrepintiéndonos sinceramente de nuestros errores

¿Estamos preparados, durante este Adviento, para enderezar los caminos para nuestro Señor? ¿Puedo convertir este tiempo en un tiempo para una confesión más auténtica, más penetrante en mi vida? Juan pedía sinceridad —sinceridad con uno mismo— a la vez que abandono en la misericordia Divina. Al hacerlo, ayudaba al pueblo a vivir para Dios, a entender que vivir es cuestión de luchar por abrir los caminos de la virtud y dejar que la gracia de Dios vivificara su espíritu con su alegría.

Que este último día de Triduo en honor a nuestra Señora del Amor Hermoso, nos sirva para impregnarnos del Amor que Dios nos ofrece. Que este Adviento nos sirva para tener a Cristo y a su Divina Madre como una prioridad en nuestras vidas, que nos sirva para arrepentirnos de una forma sincera de todo aquello que provoca un malestar en nuestras vidas, así, con la intercesión de María, Madre del Amor Hermoso, seremos merecedores de la Gloria de la Resurrección.

VOCALÍA DE CULTOS Y FORMACIÓN

Leer más

Triduo en Honor a Ntra. Madre y Sra. del Amor Hermoso (2º día de Triduo)

Escrito el Dic 6, 2014 en Cultos y Formación | 0 comentarios

IMG_0813

Sábado, 6 de Diciembre – 2º DÍA DE TRIDUO

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (Mt 9,35—10,1.6-8)

En aquel tiempo, Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus discípulos: «La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies».

Y llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, y para curar toda enfermedad y toda dolencia. A estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: «Dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad
muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis».

COMENTARIO:

Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies

Hoy, cuando ya llevamos una semana dentro del itinerario de preparación para la celebración de la Navidad, ya hemos constatado que una de las virtudes que hemos de fomentar durante el Adviento es la esperanza. Pero no de una manera pasiva, como quien espera que pase el tren, sino una esperanza activa, que nos mueve a disponernos poniendo de nuestra parte todo lo que sea necesario para que Jesús pueda nacer de nuevo en nuestros corazones.

Pero hemos de tratar de no conformarnos sólo con lo que nosotros esperamos, sino ir a descubrir qué es lo que Dios espera de nosotros. Como los doce, también nosotros estamos llamados a seguir sus caminos. Ojalá que hoy escuchemos la voz del Señor.

Siguiendo cada uno su camino, Dios espera de todos que con nuestra vida anunciemos «que el Reino de Dios está cerca» (Mt 10,7).

El Evangelio de hoy nos narra cómo, ante aquella multitud de gente, Jesús tuvo compasión y les dijo: «La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies» (Mt 9,37-38). Él ha querido confiar en nosotros y quiere que en las muy diversas circunstancias respondamos a la vocación de convertirnos en apóstoles de nuestro mundo. La misión para la que Dios Padre ha enviado a su Hijo al mundo requiere de nosotros que seamos sus continuadores.

REFLEXIÓN:

Seamos mensajeros del Señor,

En nuestros días también encontramos una multitud desorientada y desesperanzada, que tiene sed de la Buena Nueva de la Salvación que Cristo nos ha traído, de la que nosotros somos sus mensajeros. Es una misión confiada a todos. Conocedores de nuestras flaquezas y handicaps, apoyémonos en la oración constante y estemos contentos de llegar a ser así colaboradores del plan redentor que Cristo nos ha revelado.

Aprovechemos este Triduo en honor a nuestra Madre y Señora del Amor Hermoso, para ponernos en sus manos, y obsequiarla con nuestra disposición de servicio hacia su Hijo.

Que nuestra querida Madre del Amor Hermoso haga que seamos verdaderos seguidores de Cristo Resucitado.

Leer más

Triduo en Honor a Ntra. Madre y Sra. del Amor Hermoso (1º día de Triduo)

Escrito el Dic 5, 2014 en Cultos y Formación | 0 comentarios

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo. (Mt 9,27-31):  Cuando Jesús se iba de allí, al pasar le siguieron dos ciegos gritando: «¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!». Y al llegar a casa, se le acercaron los ciegos, y Jesús les dice: «¿Creéis que puedo hacer eso?». Dícenle: «Sí, Señor». Entonces les tocó los ojos diciendo: «Hágase en vosotros según vuestra fe». Y se abrieron sus ojos. Jesús les ordenó severamente: «¡Mirad que nadie lo sepa!». Pero ellos, en cuanto salieron, divulgaron su fama por toda aquella comarca.


COMENTARIO:

Jesús les pregunta: ¿Creéis que puedo hacer eso?. Y ellos responden: Sí, Señor.

En este primer viernes de Adviento, en el que comenzamos el Triduo en honor a Nuestra Madre y Señora del Amor Hermoso, el Evangelio nos presenta a Jesús en el centro de la escena y dos ciegos que se le acercan llenos de fe y con el corazón esperanzado.

Habían oído hablar de Él, de su ternura para con los enfermos y de su poder. Estos trazos le identificaban como el Mesías. ¿Quién mejor que Él podría hacerse cargo de su desgracia?

Los dos ciegos,  en comunidad, se dirigen hacia Jesús y al unísono realizan una plegaria de petición a quien nombran con el título de “Hijo de David”. Quieren, con su plegaria, provocar la compasión de Jesús: «¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!» (Mt 9,27).

Jesús pone a prueba la fe de éstos preguntándoles: «¿Creéis que puedo hacer eso?» (Mt 9,28). Si ellos se han acercado al Enviado de Dios es precisamente porque creen en Él. A una sola voz hacen una bella profesión de fe, respondiendo: «Sí, Señor».

Y Jesús concede la vista a aquellos que ya veían por la Fe. En efecto, creer es ver con los ojos de nuestro interior.

REFLEXIÓN:

 

No pongamos en duda nuestra Fe hacia Jesús, Señor.

Este tiempo de Adviento es el adecuado, también para nosotros, para buscar a Jesús con un gran deseo, como los dos ciegos, haciendo comunidad, haciendo Iglesia, haciendo HERMANDAD.

No puede haber mejor forma de buscar a Jesús, que hacerlo a través de su Madre María, Madre del Amor Hermoso.

Acompañemos a la Reina del Amor Hermoso en este Triduo que hemos comenzado hoy para que ella siga ayudándonos a encontrarnos con Jesús y no vacilar en nuestra FE.

                                                         20141205_195548 20141205_195255                                                                                                                           VOCALÍA DE CULTOS Y FORMACIÓN

Leer más